‘In time’: las tres caras de la moneda

Tiempo, dinero y vida son las tres caras de la moneda en In time (2011), de Andrew Niccol.

Como muchos decís, el indiscutible puntazo de este película es la idea, la propuesta filosófica y humana que lanza: si el dinero fuera el tiempo que nos queda de vida, ¿qué ocurriría?

Es una premisa muy arriesgada, que podría dar lugar a una obra maestra o a una película algo mediocre. Muchos coinciden en que no ha sido llevada a cabo tan brillantemente como cabría esperar, pero aun así admito que disfruté muchísimo viéndola y me pareció una gran película. Quizás no tanto por la actuación de los protagonistas, ni siquiera por las típicas escenas de acción y persecuciones, sino por la idea en torno a la que gira todo.

Esta idea me parece interesante desde tres puntos de vista:

1- Una invitación a vivir la vida intensamente, a vivir el día como si fuera el último. Puede parecer tópico, pero no por ello menos cierto. Me quedo con la perlita que sueltan en un momento dado: los pobres mueren, mientras que los ricos no viven. Da que pensar en el drama de la vida de muchas personas ricas que viven del buenismo y la anestesia. Es un hecho que muchos podemos constatar y que también ha sido llevada miles de veces a la pantalla.

2- La gratuidad como una posibilidad de salvación de la humanidad. No sirve de nada negociar ni establecer grandes estructuras mercantiles (egoísmo encubierto, la mayoría de los casos, bajo lemas utópicos como “todos salimos ganando”). La verdadera revolución, la única forma real -no ideológica- para salir de una crisis como esta es la gratuidad, que en esta película se fusiona de un modo muy interesante: para ayudar al prójimo, hay que darle parte de tu vida, parte del tiempo que constituye tu limitada vida. En este sentido, me pareció brillante.

3- La idea de que hace falta que mueran muchos para que unos pocos sean inmortales (o jodidamente ricos, como ocurre por desgracia). En fin, cualquier matiz o explicación sobre esto resultaría redundante. Se propone el hundimiento del capitalismo en favor de todo el pueblo, de la clase obrera, en el sentido de que el dinero tenga una utilidad real más allá de quedarse encerrado en una habitación o dando vueltas en un casino.

Una película importante, pese a sus múltiples defectos. Merece la pena tomárnoslo como una provocación personal: sólo así este tipo de cine, por comercial que sea, servirá realmente para algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crítica de cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘In time’: las tres caras de la moneda

  1. Marc dijo:

    Me encanto esta película, y creo que defines perfectamente todo lo importante de esta!! un saludo! Gran Bog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s