London #4: Wapping

Tengo la suerte de vivir en el que es, sin lugar a dudas, el barrio más hermoso de Londres. Y no necesito conocer los otros para hacer esta afirmación.

Wapping es un barrio bastante residencial, más o menos demarcado por el triángulo de las estaciones de Tower Hill (justo al lado del majestuoso Tower of London y el Tower Bridge), Shadwell y Wapping. Las calles son tranquilas, y básicamente son viviendas, algún pub u hostal y un supermercado.

Muy cerca están los famosos Saint Katherine’s Docks, unos muelles bastante emblemáticos. Cerca de ahí están los preciosos Wapping Gardens, siempre con familias que llevan a sus niños a jugar. En un lado del parque está la parroquia católica Saint Patrick, que está abierta a todas horas aunque no haya nadie dentro. Algún domingo he podido asistir a misa aquí, y me encanta el coro de esta parroquia; son un grupo de gente de todas las edades, entre ellos una chica que toca el violín y si cierras los ojos bien te podrías imaginar que es un ángel el que interpreta para ti esa melodía.

También hay un agradable paseo por ese canal que se aprecia en el mapa, en el que a menudo hay personas haciendo footing o simplemente obervando a los patos y cisnes que de vez en cuando se dejan ver. Las casas aledañas tienen puertas de diversos colores, y en todo momento, también por la noche, se escucha el piar de los pájaros desde las copas de los árboles.

Y ahora viene lo mejor.

Muchas noches, si hace buena temperatura, salgo a dar una vuelta por la orilla del río antes de acostarme. A veces, con suerte, aprecio sobre mi cabeza la inmensa y brillante luna, que se deja reflejar sobre las suaves aguas del Támesis, cuya marea cambia considerablemente de un día para otro.

Cuando no hay luna, tengo que conformarme con esta preciosidad:

CAM00686

Y entonces levanto la vista al cielo y no entiendo por qué hemos dejado de hacerlo, por qué cada día andamos más encorbados, absortos por dispositivos que supuestamente nos hacen estar más presentes en el mundo. No lo entiendo, pero miro al cielo y canturreo el verso de Els Amics, el cel era gran, molt més gran que cap altre. Y pienso que cada día debería serlo más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en London 2014 y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s