Algunas citas de Hamlet

Ni me he enterado y ya hace casi cinco meses que no pongo nada en el blog. ¡Buena señal! Será que he estado ocupado.

Hace unas semanas leí el clásico Hamlet, tras leer Julio César, también de Shakespeare. Hice lo que hago a veces (la Biblioteca me perdone) de marcar algunas páginas en las que hay citas que me llaman la atención con un dobladillo. Las comparto aquí.

En un momento dado, Laertes debe emprender un viaje, y Polonio le despide con un puñado de consejos que bien podríamos releer antes de emprender nuestro próximo viaje:

Te daré mi bendición, y procura grabar estos pocos consejos en tu memoria: no prestes voz a los pensamientos, ni acción a ningún pensamiento desmedido; sé sencillo en el trato, pero nunca vulgar. Todos los amigos que tengas, de lealtad probada, átalos con hilo de acero a tu alma; no hagas que tu mano se vuelva insensible de tanto estrecharla a los jovenzuelos pijos, sin juicio. Rehuye entrar en batallas, y si te ves metido en ellas haz que tu adversario tenga que rehuirte. Presta el oído a todos, pero la voz a pocos; escucha la censura de todo el mundo, pero resérvate tu parecer. Lleva los vestidos que puedas pagar con tu dinero, pero sin un exceso de fantasía; ricos, pero no extremados, porque los vestidos siempre revelan al hombre. (…) No dejes nunca dinero, ni lo malgastes, porque los préstamos se pierden y hacen perder al amigo (…). Y por encima de todo sé fiel a ti mismo, de ahí vendrá que, como de la noche al día, no podrás ser falso para nadie. Que te vaya bien, y que la bendición que te he dado te lo haga madurar.

La siguiente es una reflexión sobre la muerte. Después de hablar de los miles de males de este mundo (la opresión, el ultraje, las burlas, la lentitud de la justicia…), concluye:

¿Quién llevaría todo este peso con quejas y sudores durante toda una vida extenuada  si no fuera por el miedo de algo más allá de la muerte? La muerte, este país no descubierto, que no permite regresar de sus fronteras a ninguno de los viajeros y que confunde la voluntad y hace que soportemos los males presentes antes que ir hacia otros [los de la muerte] que nos son desconocidos. Así, la conciencia nos hace cobardes a todos (…).

La obra está llena de inteligentes monólogos del protagonista, la mayoría de ellos planteando dilemas de conciencia o asfixiante duda (como el famoso “ser o no ser”). Uno de ellos dice que el hombre, si sólo tiene como bien máximo el comer y el dormir, no es más que una bestia, y que si Dios nos ha dado la capacidad de interpretar el pasado y preveer el futuro será por algo. Hacia el final del monólogo, suelta la siguiente perla:

Es cierto que la grandeza verdadera no es lanzarse sin una gran causa, sino encontrar grandeza en un combate banal cuando el honor está en juego.

No tendría mucho sentido entrar a profundizar en una de las grandes obras dramáticas de todos los tiempos, así que con esto será suficiente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Shakespeare y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Algunas citas de Hamlet

  1. Irene dijo:

    Genial aporte. Shakespeare es un pozo sin fondo. Como toda buena obra, la interpretación de cualquiera de las suyas varía dependiendo del momento de la vida en que se lean.
    Ya se te echaba en falta, aunque nunca te hubiera comentado antes 😉
    Te leo por aquí.

    Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s