1971: Neil Young en concierto para la BBC

Hace algunos días me llega un email: el Informe Anual de Sotaunaestrella, una nueva prestación de WordPress que analiza al detalle los datos de tu blog: visitas, popularidad, etc. El dato que me desesperó es uno: durante el año 2015 sólo he publicado CUATRO entradas.

Lo cual me lleva a dos conclusiones:

  1. El tiempo pasa cada vez más rápido, y la vida no espera.
  2. Gracias a Dios, este 2015 he estado bastante ocupado con otras cosas.

Para tratar de redimirme -o de amortiguar la derrota-, voy a publicar hoy el último post de 2015. Y es justo hacerlo compartiendo la valiosísima grabación que llevo escuchando constantmente estas últimas semanas.

Se trata del concierto para la BBC que ofreció un jovencísimo Neil Young en 1971. ¿Por qué?

En este blog ya había hablado de Heart of gold y Old man. Dos de mis canciones favoritas de Neil Young (del cual tampoco puedo decir que conozca muchísimo). Me llama la atención este concierto porque veo en él la esencia de lo que, a veces equivocadamente, se llama “un cantautor“. Música en estado puro: un escenario, un hombre, un micrófono y un instrumento (un piano o una guitarra, con o sin armónica). Y lo más importante: un corazón abierto de par en par, que se expresa en canciones escritas desde la experiencia. Esto es más que evidente en el modo en el que Young las interpreta (y también en el atento silencio del público), y en este sentido me conmovió muchísimo encontrar un concierto de 1998 del propio Neil Young cantando Old man y Heart of gold: después de trenta años, el insaciable hombre sigue buscando un corazón de oro con el que afrontar la vida. Y, como afirma en Old man, sigue necesitando “alguien que me quiera durante todo el día”. No se me ocurre nada humanamente más reconfortante.

Me he dado cuenta de que yo, con la música, hago un poco lo que Tarzán hace con las lianas: saltar de una a otra según proximidad.

Me empezó a interesar Johnny Cash por la película Walk the line -> Tras empaparme de su música, me topo con su versión de Heart of gold -> Eso me lleva a buscar la original de Neil Young -> Termino descubriendo este concierto de la BBC, en el que descubro otras canciones que parecen escritas para mí o, si més no, para determinados momentos de mi vida: Journey through the past, A man needs a maid o Love in mind.

Con esta joya musical me despido de este 2015. Un fuerte abrazo a todos los que me leéis de vez en cuando, aunque sea por accidente. ¡Feliz Navidad y próspero 2016!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s