“Un estrany poder”: la casa de los espejos

un estrany powerCon un par de meses de retraso, aquí mi pequeña aportación sobre el nuevo disco de mi grupo predilecto. Un estrany poder (2017) es la última apuesta de Els Amics de les Arts. Con muchas canciones que siguen la línea del disco Només d’entrar hi ha sempre el dinosaure (2014). Els Amics siguen experimentando con la música, esta vez con bastante componente electrónico, un pelín ruidoso comparado con los anteriores discos, pero eso sí: muchos coros tipo beatles.

Creo que la portada del disco refleja bastante bien lo que nos encontramos en el interior: una montaña rusa de sensaciones, de paradojas, incluso de paranoias, con el que nuestros cuatro amics siguen intentando comprenderse a sí mismos, al amor, a la sociedad, a la vida y al mundo. ¿Resultado? Un viaje tan extraño como una visita por la casa de los espejos.

En cuanto a las letras, encontramos una vez más el último “tema estrella” del grupo, el cinismo del adulto que mira con recelo al espíritu adolescente. También, cómo no, el amor como dependencia, con todas sus paradojas y recovecos, y no faltan canciones que apelan a un sentido más trascendental, para relajar los oídos e invitar a la reflexión.

Espero que disfrutéis tanto del disco como de esta pequeña aportación. Siempre agradezco que me echéis una mano con los comentarios, ya que acostumbro a ir completando el análisis en función de vuestras aportaciones..

Como siempre, al final del post tenéis la opción de votar vuestras tres canciones favoritas.

Seguir leyendo

Publicado en Els Amics de les Arts, Música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Night 21: When Saint George met the Black Princess

I started “1001 nights” blog section some years ago, intending to write brief stories now and then. Last one was 23rd April 2016. Saint George’s Day. The “great day” for all Catalan people. This year, after an awesome adventure in Uganda, I decided to write an adaptation of our ancient legend. Because I’m pretty sure that Saint George also visited Uganda, and he probably met a black princess there. As I usually do, I’ll use a picture and a song to get inspired. This is, by the way, my first story in English, so let me apologise in advance for all the mistakes made.  

princesssss

Once upon a time, there was a young knight who used to ride Old Europe, looking for people to help, problems to solve, treasures to gain and to be shared with the poorest people in each country. He was, actually, a sort of lone rider.

He had many virtues, and many people loved him and counted on him when they had any concern. And he was happy to be always there, riding his gorgeous white horse, facing the wind through the misty fields and dusty roads. Maybe he was not the kind of “hero” that contemporary people can bear on their mind: he was not too tall, not too pretty, not too brave neither, not too anything in fact. He was just a good folk. A very nice one. His name, according to the tradition, was George. Seguir leyendo

Publicado en Las 1001 noches | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Uganda #1: Color y calor

“Si doy un paso más, será lo más lejos que he estado de mi hogar en mi vida”, le dijo Sam a Frodo. Y yo sentí algo parecido cuando, habiéndome despedido de todas las personas de las que pude, le di el último abrazo a mi madre en la Estación de Sants.

Y es que, después de varias semanas de espera, por fin llegó el gran viaje. Había tratado de mentalizarme de que iba a visitar África, algo que solo podía imaginar en base a películas, fotos y lo que me habían contado terceras personas. Y debía mentalizarme, también, de todas las precauciones de las que tanto se habla, porque la salud es algo serio y más en estos países. Así que mi costumbre inconsciente de beber siempre agua del grifo, con ese dulce regusto a cloro que tenemos en Barcelona, tenía que dejarla en standby.

p1030731

Seguir leyendo

Publicado en Uganda 2017 | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

El regreso de Chihiro: la vuelta de las vacaciones

Me he despertado esta mañana después de dos semanas de merecidas vacaciones. De repente, me he sorprendido con una sensación extraña, que me ha hecho pensar en el desenlace de una de mis películas predilectas, El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001). En realidad, es una sensación que se ha descrito en muy variadas obras de aventuras, desde Alicia en el país de las maravillas hasta Peter Pan, e incluso las adaptaciones cinematográficas de los libros de Tolkien. Sin embargo, para esta breve reflexión tomaré la de Chihiro por resultarme la más cercana.

219109_2000340452690_7625893_o

Ha ocurrido esta mañana, cuando me he despertado, después de haberme acostado sobre las 3:00, con la resaca emocional de todo lo que había ocurrido estos días, durante este viaje inesperado. Planificado, pero inesperado. Uno se va de casa sabiendo cuándo tiene el vuelo de ida y de vuelta, los sitios en los que va a dormir, y una idea de, más o menos, lo que va a hacer. Pero no puede de ninguna manera planificar “cómo irán” las vacaciones. Disfrutará de verdad, se aburrirá, volverá contento, triste, nostálgico, animado. A qué nuevas personas conocerá, qué nuevas amistades surgirán, qué cosas aprenderá, cuáles le sorprenderán.  Seguir leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

“Jo competeixo”: Yo contra el mundo, éxito y solipsismo

BARCELONA 01 03 2016 PORTADA DEL NUEVO DISCO DE MANEL JO COMPETEIXOEsta entrada va a constar de dos partes. En primer lugar, un breve resumen a nivel musical, de mano de mi gran amigo Miguel Pardo Bachiller, actual colaborador de la Mondo sonoro.

En segundo lugar, el análisis que he realizado yo se centra casi exclusivamente en las letras (que siempre necesitan varias lecturas para comprenderse bien), con la traducción en castellano (que también podéis encontrar en la web del grupo). Como algunas son ambiguas, el análisis está totalmente abierto a comentarios, críticas y por tanto rectificaciones y mejoras. Al final del mismo, como siempre, tendréis la ocasión de votar vuestras tres canciones favoritas.

Sólo añadir que el disco lo podéis adquirir en iTunes.

¡Que lo disfrutéis!

Seguir leyendo

Publicado en Manel, Música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Noche 20: Bella rosa de primavera

Comencé la sección de las 1001 noches con la intención de escribir 1001 relatos cortos en un período aceptable de tiempo. Me avergüenza comprobar que han pasado nada menos que dos años, exactamente dos, desde el último relato. También fue un día de Sant Jordi. Y también hablaba de rosas rojas. El tiempo se nos escapa por la izquierda, y si uno se para a respirar parece que ya le pierde de vista. Esperando poder retomar pronto las 1001 noches, esta vez me inspiro en un canto alpino que he aprendido este año, Belle rose du printemps. Como siempre, escribiré el relato escuchando la canción, así que bastante sobre la marcha. 

5893832638_11d0c6d470_b

Seguir leyendo

Publicado en Las 1001 noches | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

1971: Neil Young en concierto para la BBC

Hace algunos días me llega un email: el Informe Anual de Sotaunaestrella, una nueva prestación de WordPress que analiza al detalle los datos de tu blog: visitas, popularidad, etc. El dato que me desesperó es uno: durante el año 2015 sólo he publicado CUATRO entradas.

Lo cual me lleva a dos conclusiones:

  1. El tiempo pasa cada vez más rápido, y la vida no espera.
  2. Gracias a Dios, este 2015 he estado bastante ocupado con otras cosas.

Para tratar de redimirme -o de amortiguar la derrota-, voy a publicar hoy el último post de 2015. Y es justo hacerlo compartiendo la valiosísima grabación que llevo escuchando constantmente estas últimas semanas.

Se trata del concierto para la BBC que ofreció un jovencísimo Neil Young en 1971. ¿Por qué?

En este blog ya había hablado de Heart of gold y Old man. Dos de mis canciones favoritas de Neil Young (del cual tampoco puedo decir que conozca muchísimo). Me llama la atención este concierto porque veo en él la esencia de lo que, a veces equivocadamente, se llama “un cantautor“. Música en estado puro: un escenario, un hombre, un micrófono y un instrumento (un piano o una guitarra, con o sin armónica). Y lo más importante: un corazón abierto de par en par, que se expresa en canciones escritas desde la experiencia. Esto es más que evidente en el modo en el que Young las interpreta (y también en el atento silencio del público), y en este sentido me conmovió muchísimo encontrar un concierto de 1998 del propio Neil Young cantando Old man y Heart of gold: después de trenta años, el insaciable hombre sigue buscando un corazón de oro con el que afrontar la vida. Y, como afirma en Old man, sigue necesitando “alguien que me quiera durante todo el día”. No se me ocurre nada humanamente más reconfortante.

Me he dado cuenta de que yo, con la música, hago un poco lo que Tarzán hace con las lianas: saltar de una a otra según proximidad.

Me empezó a interesar Johnny Cash por la película Walk the line -> Tras empaparme de su música, me topo con su versión de Heart of gold -> Eso me lleva a buscar la original de Neil Young -> Termino descubriendo este concierto de la BBC, en el que descubro otras canciones que parecen escritas para mí o, si més no, para determinados momentos de mi vida: Journey through the past, A man needs a maid o Love in mind.

Con esta joya musical me despido de este 2015. Un fuerte abrazo a todos los que me leéis de vez en cuando, aunque sea por accidente. ¡Feliz Navidad y próspero 2016!

Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“El amor o la fuerza del sino”, de Chesterton

Hace unos meses leí un libro de estos que corren por casa: El amor o la fuerza del sino, una compilación de escritos de Chesterton relacionados, sobre todo, con los temas que orbitan alrededor de la idea de la familia: la maternidad, la educación, las tradiciones, la fe, la Navidad, el feminismo, el sexo, etc.  Seguir leyendo

Publicado en Chesterton, Literatura, Reflexiones | Deja un comentario

The rose of Tralee (balada irlandesa)

Hoy he descubierto una canción del estilo de otras que, en su día, me cautivaron: las baladas irlandesas.

Se trata de The rose of Tralee. El cantautor se enamora perdidamente de la hermosa Mary. Sin embargo, como dice el estribillo, no es sólo por su indiscutible belleza, sino por la verdad que siempre brillaba en sus ojos iluminados.

No he investigado mucho si se trata de una leyenda o si está inspirada en una historia real; he encontrado de todo navegando por la red. Lo que sí he encontrado (que me ha resultado bastante simpático) es el Festival Internacional Rose of Tralee, una especie de concurso de belleza (como las sórdidas “Miss” del resto del mundo) pero que, como bien indica la canción, valora algo más aparte de la belleza física. Pues eso, si del 14 al 18 de agosto estáis por Irlanda, ¡ya sabéis!

La rosa de Tralee

La pálida luna se elevaba por encima de la verde montaña y el sol declinaba bajo el mar azul cuando fui con mi amor a la fuente de cristal puro que hay en el hermoso valle de Tralee. Ella era encantadora y hermosa como la rosa del verano. Sin embargo, no fue sólo su belleza lo que me conquistó. ¡Oh, no! Era la verdad en sus ojos siempre iluminados, eso es lo que  me hizo amar a María, la rosa de Tralee. Los frías sombras de la noche su manto extendían y María, sonriendo, se sentó para escucharme; la luna hacía brillat sus pálidos rayos a través del campo cuando gané el corazón de la rosa de Tralee. En los lejanos campos de la India, un trueno sangriento en mitad de guerra, y su voz era un solaz y consuelo para mí. Pero la fría mano de la muerte ahora nos ha de separar, estoy solo esta noche para mi rosa de Tralee.

Publicado en Música, Música irlandesa | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Signore delle cime

Hoy quería compartir la canción que más me ha acompañado durante el último mes.

El pasado 22 de febrero falleció un amigo nuestro, muy querido. No es el momento de explayarme sobre lo que sucedió esos días, pero jamás había comprendido con tanta claridad cómo la vida es un regalo y cómo ésta puede cumplirse cuando menos, cuando absolutamente menos te lo esperas. En la estampa que se repartía a modo de recordatorio del funeral, quisieron incluir unos versículos del Evangelio de San Juan: “si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da muchos frutos”.

Durante el entierro, en un momento dado sus amigos empezaron a cantar Signore delle cime, un canto alpino, una oración, más bien. El canto es un grito de dolor por la muerte, en la montaña, de un ser querido, y al mismo tiempo es una petición sincera, “déjale andar por Tus montañas, ahí arriba, en el Paraíso”. La muerte no tiene la última palabra.

Un mes y poco más tarde, el trágico accidente del avión de Germanwings, estrellado en los Alpes. Sin supervivientes. Y, cómo no, volvió a acudir a mi cabeza el canto que hoy comparto con vosotros. Dijo San Agustín que quien reza cantando, reza dos veces.

Que en paz descansen.

Dios del cielo, Señor de las cimas,
a un amigo nuestro has llamado a la montaña.
Pero te rogamos, pero te rogamos:
arriba, en el Paraíso,
arriba, en el Paraíso,
déjale andar entre Tus montañas.

Santa María, Señora de la nieve,
cubre con tu blanco y suave mantel
a nuestro amigo, nuestro hermano.
Arriba, en el Paraíso,
arriba, en el Paraíso,
déjale andar entre Tus montañas.

Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario